Pacto Nacional 10 de junio

Pacto Nacional 10 de junio

jueves, 30 de junio de 2011

Carta del Secretario General de Amnistía Internacional a Calderón sobre las desapariciones forzadas

El presidente mexicano debe investigar la desaparición forzada de personas detenidas por la Marina

El presidente de México no debe tolerar que las fuerzas armadas cometan abusos contra los derechos humanos.
El presidente de México no debe tolerar que las fuerzas armadas cometan abusos contra los derechos humanos.
© Associated Press

28 junio 2011
Felipe Calderón, presidente de México, debe abrir de inmediato una investigación civil independendiente sobre el paradero de al menos seis personas que fueron detenidas a principios de junio por la Marina mexicana, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

En una carta pública dirigida al presidente, Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, hizo referencia a los testimonios de testigos y las fotografías de la presunta desaparición forzada de al menos seis hombres entre los días 1 y 5 de junio en Nuevo Laredo, junto a la frontera con Estados Unidos, en el estado de Tamaulipas.

“Ya han pasado casi cuatro semanas y seguimos sin saber nada del paradero de estos hombres o del motivo por el que la Marina los detuvo”, ha manifestado Javier Zuñiga, asesor especial de Amnistía Internacional.

“Como comandante en jefe de las fuerzas armadas de México, la cadena de mando llega hasta el presidente Felipe Calderón. Fue él quien ordenó a las fuerzas armadas que intervinieran para hacer frente a la delincuencia organizada y es responsable, en última instancia, de todo abuso contra los derechos humanos que se cometa.”

“El presidente debe asegurarse de inmediato de que se determina el paradero de estos hombres y que el sistema de justicia civil mexicana hace rendir cuentas a los responsables de su desaparición forzada.”

Entre los desaparecidos se encuentran José Fortino Martínez, José Cruz Díaz Caramillo, Joel Díaz Espinoza, Martín Rico García, Diego Omar Guillen Martínez y Usiel Gómez Rivera.

En cuatro de los casos, personal uniformado de la Marina se llevó a los hombres de sus domicilios en vehículos oficiales. En otro caso, los familiares siguieron al convoy militar hasta la entrada de una base militar cercana.

Familiares de los hombres detenidos han declarado que unos oficiales los interrogaron sobre posesión de drogas y armas, pero no les mostraron la orden de detención ni les dieron ninguna explicación del motivo por el que habían detenido a sus familiares.

Una ONG de derechos humanos de Nuevo Laredo ha recibido este mes denuncias de otras ocho desapariciones forzadas, pero los familiares de las víctimas están demasiado asustadas para presentar una denuncia formal. 

Las autoridades navales siguen negando toda participación en las desapariciones.

Pese a las denuncias presentadas ante las autoridades locales y nacionales, sigue sin conocerse el paradero y la suerte que han corrido los detenidos. Según familiares de estos hombres, la investigación abierta por la Procuraduría General de la República apenas ha registrado ningún avance.

México se ha sumado a diversos tratados internacionales para poner fin a la desaparición forzada, una grave violación del Estado de derecho que puede constituir un crimen de lesa humanidad.

“México se enfrenta a una complicada situación en materia de seguridad, pero eso no debe servir nunca de pretexto para que las autoridades del gobierno cometan o hagan caso omiso de graves violaciones de derechos humanos”, ha dicho Javier Zuñiga.

“El presidente Calderón debe transmitir con toda claridad y rotundidad el mensaje de que no se tolerarán las desapariciones forzadas y otras violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas armadas mexicanas.”

Más información

Amnistía Internacional pide a México que investigue desapariciones de hombres detenidos por la Marina (comunicado de prensa, 17 de junio de 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada